Sentencian a 45 años de prisión a homicida de historiadora

“Haga justicia, soy responsable”, dijo Juan Armando en la audiencia donde se presentó ante el Juez de Control que llevó la causa penal 2986/2019 donde se le imputó el asesinato de la reconocida historiadora e investigadora del INAH, Raquel Padilla Ramos.

En la audiencia, que concluyó la noche del lunes 11 de noviembre a las 22:45 horas, el hombre de 58 años de edad fue sentenciado a 45 años de prisión.

Se reservó exponer sus motivos, sin embargo aceptó plenamente su responsabilidad al privarla de la vida, así como el procedimiento abreviado.

Personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE), a través del equipo de Agentes del Ministerio Público, presentaron sólidos datos de prueba ante el Juez de Control en la audiencia.

El sentenciado aceptó el procedimiento abreviado, donde también se le condenó a pagarle a los familiares de la víctima 61 mil 608 pesos de multa, 82 mil 144 pesos para la reparación del daño moral y el daño material se condena de forma genérica.

Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), de la FGJE, había ejecutado orden de aprehensión a Juan Armando a las 17:10 horas del lunes 11 de noviembre.

Celos, el motivo: Testigos

Los datos de prueba aportados por testigos dijeron que el motivo fue por celos, quienes describieron que la relación entre Raquel Padilla Ramos, de 52 años, y Juan Armando, se caracterizaba por ello.

A las 16:10 horas del pasado jueves 7 de noviembre, se tuvo conocimiento de la agresión donde la historiadora falleció por las heridas con arma blanca que sufrió, al estar al interior de su vivienda, en la localidad de El Sauz, en Ures.

Un testigo presencial, un menor de 12 años, expuso en entrevista que estaban en el inmueble, en cuartos diferentes, cuando de repente escuchó gritos de la víctima, quien pedía ayuda y al acudir vio que Juan Armando estaba sobre ella.

Él portaba un arma blanca, mientras que ella se encontraba herida, por lo que el menor salió a pedir ayuda, donde encontró a elementos de Seguridad Pública Municipal, quienes detuvieron en flagrancia al responsable.

Se brindaron los primeros auxilios a Raquel, pero debido a la gravedad de las heridas falleció, mientras que el atacante trató de privarse de la vida al provocarse heridas cortantes en cuello y muñecas, pero no lo logró.

El presunto asesino de Raquel fue trasladado a recibir atención médica al Hospital General del Estado, donde se le brindó atención médica. Luego de haber sido dado de alta, se le ejecutó la orden de aprehensión, y fue llevado ante el Juez para que recibiera su sentencia.

NR