Los Ángeles, paraíso deportivo

CIUDAD DE MÉXICO.

La capital del entretenimiento ha detonado en los últimos años como un paraíso deportivo por excelencia. La ciudad de los Ángeles ya no es únicamente sede del desahogo de la infancia y los amantes del cine. Ahora, es también el foco del delirio para los locos del deporte.

Los Ángeles ha acudido al llamado del primer mundo, y se ha engalanado, alzando la mano para albergar las más importantes justas deportivas: el Super Bowl LVI, el Juego de Estrellas de la MLB 2020, los Juegos Olímpicos de 2028, y seguramente el Mundial de Futbol del 2026. Estos son algunos de los espectáculos que presume en su agenda la ciudad ubicada al sur de California.

El sabor latino, y sobre todo mexicano, adorna culturalmente la segunda ciudad más poblada de los Estados Unidos. Es también la segunda urbe con más nacionales en el mundo, únicamente después de la CDMX, por lo que estar en L.A. permite gozar de la prestigiosa espectacularidad de los eventos de este país, pero con los condimentos de casa.

 

Los espacios abiertos son un atractivo en el nuevo estadio

 

Excélsior tuvo acceso a los estadios y experiencias que le dan vida a esta locación, que hoy en día es la que más franquicias deportivas hospeda en toda la Unión Americana, y que, en conjunto, suman un valor de 34,000 millones de dólares, siendo Los Lakers el club de mayor valor de la ciudad y octavo en el mundo (3,700 millones de dólares, según Forbes).

Los Ángeles mezcla de manera armónica la tradición y la modernidad. En los últimos años se han sumado a la oferta franquicias como el LAFC, Los Rams y los Chargers, que han innovado con éxito, creando una baraja de elecciones que se suman a la exquisita historia de instituciones como Los Lakers, Los Clippers, o Los Kings de la NHL.

Pero las experiencias van más allá de la cartelera deportiva. Salir del Memorial Coliseum o del flamante nuevo estadio del LAFC, y entrar justo a un lado de ambos inmuebles a The Fields, un paladeo de explosiones culinarias con estilo urbano, detallada por prestigiosos chefs, es redondear la vivencia con broche oro.

 

 

Los Ángeles ha tomado ventaja de su experiencia en el espectáculo y entretenimiento, para incluir con éxito las nuevas opciones deportivas. El LAFC agotó apenas en su primera temporada los 17,500 abonos disponibles, y acostumbra a recibir llenos en cada partido. Su estadio es relativamente pequeño (22 mil espectadores), pero cualquier equipo del mundo desearía tener un inmueble con los lujosos espacios destinados para disfrutar el partido.

La nueva casa de los Rams y los Chargers, que abrirá sus puertas en julio, es aún más espectacular. A dos millas del centro de la ciudad está el SoFi Stadium, el proyecto de instalaciones deportivas más ambicioso y caro de la historia (4,900 millones de dólares). En este complejo multicultural se realizará el Super Tazón del 2022, las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de 2028, y está a la espera de recibir luz verde para albergar compromisos de la Copa Mundial de Futbol del 2026. Su diseño representa la forma de una ola, y sus vistas desde el interior son fastuosas. Está proyectado para ver un partido de la NFL, y al mismo tiempo sentir la agradable brisa que arroja el mar, ubicado a una decena de kilómetros.

La visión futurista de la planificación de Los Ángeles hace que sus sedes de deportes y espectáculos tengan una vigencia casi ilimitada. El Staples Center, que alberga los partidos de los Lakers, los Clippers y los Kings, es el claro ejemplo. Su capacidad para alojar un partido de basquetbol y al día siguiente tener lista la pista de hielo para un partido de la NHL es admirable. Sus alrededores son igualmente cautivantes y fungen como complemento. En las afueras del recinto, las estatuas de leyendas como Magic Johnson y Óscar de la Hoya enjoyan un trayecto que para el aficionado clásico inicia desde la salida de los sports bars con pantallas gigantes, en los cuales se come y se bebe antes de los partidos, ubicados en la misma plaza.

 

 

Al día siguiente la rutina es similar, aunque el ambiente muy distinto para los fanáticos del hockey sobre hielo. “Es una atmósfera única, en donde todos somos una familia. Aquí puede estar Tom Hanks sentado entre el público y gritando lo mismo que todos. En la casa de los Kings todos son iguales”, apunta el mexicano Francisco Rivera, narrador y miembro de la franquicia.

Cerca del centro de la ciudad, en Elysian Park, se ubica el estadio con mayor capacidad de las Grandes Ligas, el Dodger Stadium. Es también el tercer inmueble más longevo del rey de los deportes. Fue inaugurado en 1962, pero no parece. Está minuciosamente cuidado y es tan vigente que recibirá el Juego de Estrellas del 2020. Desde contemplar sus gradas, hasta visitar la sala de prensa, que lleva el nombre del inmortal narrador Vin Scully, el viaje es enriquecedor. La franquicia, orgullosa de cada momento de su historia, guarda en este recinto todo tipo de objetos fascinantes, desde las cajas de madera en las que antiguamente trasladaban por todo el país las herramientas y equipo necesario para jugar como visitantes, hasta la butaca en donde se sentaba el legendario ícono del jazz, Frank Sinatra. El imponente estadio de los Dodgers es un homenaje al deporte y a la historia: el lugar por defecto para vivir en toda su expresión el folclor del deporte nacional de Estados Unidos.

Las sedes deportivas de los Ángeles, y en general del país norteamericano no necesitan ser nuevas para ser espectaculares. Los espacios han sido pensados para la complacencia de los aficionados. También lo refleja el Dignity Health Sports Park, en donde habitan el Galaxy y los Cargadores (estos últimos mientras se alista el SoFi Stadium).

 

El estadio del  LA Galaxy es toda una tradición en la MLS

 

No todo gira en torno a una pelota. En las playas ubicadas en las afueras, se practica mucho la actividad física. Venice Beach es una de las más emblemáticas. Ahí está el pequeñísimo gimnasio con forma de mancuerna, en donde ha entrenado por muchos años el célebre Arnold Schwarzenegger. A unos metros, uno de los ‘skateparks’ más famosos, y que tendrá un papel importante en los Juegos Olímpicos de 2028, pues a partir de la justa de Tokyo, las patinetas serán parte del repertorio. Venice Beach es un lugar único para el ejercicio, para relajarse, o simplemente para observar a los talentosos patinadores, que por el entorno y ambiente, hacen recordar los viejos videojuegos de Tony Hawk.

Desde el césped hasta el hielo, de la pelota a la rueda, Los Ángeles es el parque de diversiones de los más adheridos al deporte. Es el edén de las pasiones, que en la década entrante alcanzará su esplendor.

 

Los clásicos hot dogs en el estadio de beisbol

 

ÉLITE EN ENTRETENIMIENTO

La ciudad ha ampliado su baraja, y las opciones deportivas no tienen final

 

Venice Beach es un paraíso para la actividad física

 

LOS ÁNGELES

  1. Es la ciudad con más franquicias deportivas en toda la Unión Americana.
  2. Es el segundo sitio con más mexicanos, después de la Ciudad de México.
  3. En 2028 albergará los Juegos Olímpicos.
  4. El Staples Center es casa de tres franquicias, además de recibir eventos de otras categorías. 
  5. El SoFi Stadium abrirá sus puertas en julio y recibirá el Super Bowl del 2022.

 

AMU