El cofundador de Apple denuncia que Apple Card discrimina a su mujer | Innovación

El gigante tecnológico Apple y el banco Goldman Sachs son dos de las empresas envueltas en un el debate de si las entidades financieras y tecnológicas discriminan de forma involuntaria cuando usan modelos complejos para determinar los préstamos que conceden a los estadounidenses.
El sábado, la agencia Bloomberg aseguró que el regulador de Wall Street había abierto una investigación sobre la tarjeta de crédito de Goldman después de que David Heinemeier Hansson, el fundador de Ruby on Rails y Basecamp, asegurase que la tarjeta de Apple le concedía a él una línea de crédito 20 veces superior a la de su mujer por culpa de las decisiones del algoritmo. La tarjeta de Apple es el producto de una alianza con Goldman Sachs y Mastercard. 

El caso estallaba cuando el mismísimo cofundador de Apple, Steve Wozniak, aseguraba que a él le sucedía lo mismo. “Soy un empleado actual de Apple y fundador de la compañía y nos sucedió lo mismo (10 veces) a pesar de no tener activos o cuentas separadas. Algunos dicen que la culpa es de Goldman Sachs, pero dada la forma en que Apple está vinculada ambas empresas deberían compartir la responsabilidad”, aseguraba en un tweet. “Este tipo de injusticias me molestan y van en contra del principio de verdad. No tenemos transparencia sobre cómo estas empresas configuran y operan estas cosas “, dijo Wozniak en una entrevista con Bloomberg el domingo. “Nuestro Gobierno no es lo suficientemente fuerte en los temas de regulación y los consumidores solo pueden ser representados por el Gobierno porque las grandes corporaciones solo se representan a sí mismas”. 

Wozniak aseguró a su vez que él y su esposa también presentan declaraciones conjuntas y comparten tarjetas de crédito y cuentas bancarias, lo cual hace inexplicable la situación. “El departamento llevará a cabo una investigación para determinar si se violó la ley de Nueva York y garantizará que todos los consumidores sean tratados por igual, independientemente de su sexo”, dijo un portavoz de Linda Lacewell, la superintendente del NY DFS. “Cualquier algoritmo que intencionalmente o no resulte en un trato discriminatorio de mujeres o cualquier otra clase protegida de personas viola la ley de Nueva York”.

La compañía fundada por Steve Jobs dio a conocer su Apple Card en la primavera pasada. El producto es una tarjeta de crédito integrada en el iPhone y una física y que promete reintegros de entre el 1% y el 3% de las compras realizadas, sin un límite diario. El producto, sin número, ni firma, ni código de seguridad, ni fecha de caducidad está asociado a Goldman Sachs y que utiliza la plataforma de Mastercard. El servicio se integra en la aplicación de pagos y en iMessage para obtener información sobre las finanzas, gastos realizados que se dividen en categorías o para realizar consultas con el gestor virtual a través de un chat.

El día de la presentación, Jennifer Bailey, vicepresidenta de Apple Pay, explicó que el servicio usa aprendizaje automático y Apple Maps para traducir los crípticos nombres de los establecimientos donde se realizan compras, como un restaurante. Los cargos son reconocidos y clasificados para ofrecer al usuario cuánto gasta en comida, en viajes o en ropa, por ejemplo.

Es la segunda acción de este tipo en las últimas semanas por parte del regulador, que abrió una investigación contra el gigante de la salud UnitedHealth Group después de que un estudio descubriera que un algoritmo favorecía a los pacientes blancos sobre los pacientes negros. “Las nuevas tecnologías no pueden dejar atrás a ciertos consumidores o afianzar la discriminación”, dijo Lacewell en un comunicado el domingo. También solicitó quejas de consumidores perjudicados en Twitter.