Amancio Ortega compra un edificio en Seattle y será casero de Facebook | Economía

La inmobiliaria Pontegadea, propiedad del fundador de Inditex, Amancio Ortega, ha adquirido por 415 millones de dólares (375,75 millones de euros) un complejo de oficinas en Seattle cuyo inquilino es la compañía tecnológica Facebook, según ha informado la prensa estadounidense. Se trata de la segunda operación de Amancio Ortega en la ciudad del noroeste de EE UU, tras comprar un edificio ocupado por Amazon en marzo.

En esta ocasión, Pontegadea se ha lanzado a por un complejo compuesto por dos edificios de nueva construcción, Arbor Blocks 300, que fue terminado el pasado mes de julio. La inmobiliaria Vulcan Real Estate, promotora del inmueble, es la vendedora. Cada uno de los edificios de oficinas cuenta con unos 18.000 metros cuadrados en seis plantas, con capacidad total para unos 1.000 empleados. La red social tiene varias oficinas en la zona, donde trabajan alrededor de 500 empleados.

La inmobiliaria de Pontegadea ya es el casero de Amazon en la ciudad, tras la compra de un edificio en marzo por algo más de 650 millones de euros, lo que supone la mayor compra de Pontegadea en EE UU. De hecho, se puede decir que Ortega es el casero de tres de las grandes compañías tecnológicas mundiales, Amazon, Apple y Facebook y de alguno de sus competidores, como el gigante irlandés del low cost Primark. La inmobiliaria tiene inmuebles en las principales ciudades del mundo, como Londres, Nueva York o Chicago.

Pontegadea es la sociedad a través de la cual Amancio Ortega gestiona el dinero que cada año entra en forma de dividendos de Inditex, el gigante textil que fundó Ortega, dueño del 59% de las acciones. Por ejemplo, este año, se ha embolsado gracias sus acciones de Inditex más de 1.600 millones de euros en dos pagos, el segundo de los cuales se ha realizado esta misma semana.

Con Pontegadea Inmobiliaria, filial de Pontegadea Inversiones, ha creado otro imperio, esta vez inmobiliario, con una cartera de edificios valorada en cerca de 10.000 millones de euros, según las cuentas del año pasado. Y muy rentable, además. Pontegadea Inversiones obtuvo un beneficio por encima de los 1.800 millones de euros, un 23% más que el año anterior. No en vano, según describe la propia sociedad, su filial inmobiliaria solo compra, para alquilar después, edificios “con riesgo de mercado medio-bajo”, debido a que se trata de inmuebles “de primer nivel en las mejores ubicaciones de las principales capitales” de los países de la OCDE (el club de los países desarrollados). Además, selecciona con cuidado a sus inquilinos entre los más solventes y busca que se dediquen a actividades variadas, para no sufrir si un sector en concreto atraviesa dificultades.