Tres aperitivos rapidísimos con burrata

La burrata ha pasado de ser una desconocida a liderar el podio del queso italiano más popular desde hace ya un tiempo, y no parece que esa tendencia vaya a cambiar en un futuro inmediato. Este éxito tiene bastante sentido: su sabor agradablemente lácteo, suave pero con el punto justo de acidez, combinado con una textura de pasta hilada que lleva la cremosidad al extremo hacen que cualquiera lo entienda al primer bocado.

Esta maravilla de la naturaleza es originaria de la zona de Andria, y es especialmente famosa la de Apulia de Murge. Se cuenta que su origen se dió en el año 1956, en una granja llamada Piana Padula, cerca de Castel del Monte, donde se procesaba la leche para conseguir mantequilla y quesos. Allí Lorenzo Bianchino buscaba una forma de reciclar las sobras de la pasta hilada que resultaban al preparar mozzarella, y se le ocurrió mezclarlas con una especie de crema fresca, que metió en una especie de envoltorio al que dió la forma clásica del caciocavallo.

Desde entonces ha llovido mucho, se ha comido mucha burrata y este queso se ha convertido en una de las estrellas de Instagram, donde tiene miles de canales especializados en mostrar las chiquicientas maneras de degustar esta delicia italiana. Una de las mejores cosas de los buenos productos es que son un estupendo recurso para preparar sabrosos platos sin tener que ponernos a cocinar: con combinarlos bien hay suficiente. Estos tres aperitivos, sencillos pero matones, son una buena muestra del potencial de este cremoso queso.

BURRATA CON TOMATE SECO Y ACEITUNAS

Ingredientes

  • Una burrata de 250 g
  • Un tarro de tomate seco en aceite de oliva (unos 150-200 g)
  • 60 g de aceitunas al gusto
  • Una chapata o pan al gusto

Preparación

  1. Dejar templar la burrata a temperatura ambiente. Escurrirla bien y ponerla en un plato o bol.
  2. Añadir los tomates picados gruesos y parte de su aceite por encima. Rematar con aceitunas y servir con un buen pan de hogaza o chapata.

BURRATA CON UVAS Y PISTACHOS

Ingredientes

  • Una burrata de 250 g
  • 250 g de uvas al gusto
  • 50 g de pistachos pelados
  • Dos puñados de hojas de rúcula
  • Una chapata o pan al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • ½ lima
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Dejar templar la burrata a temperatura ambiente. Escurrirla bien y ponerla en un plato o bol sobre la rúcula.
  2. Añadir las uvas cortadas por la mitad a lo largo y los pistachos troceados. Aliñar con aceite, sal, pimienta y un poco de ralladura de lima y servir con un buen pan de hogaza o chapata.

BRUSCHETTA DE BURRATA CON PESTO Y GUISANTES

Ingredientes

  • Una burrata de 250 g
  • 4 cucharadas de pesto genovés
  • 120 g de guisantes (pueden ser congelados, pero finos)
  • Pimienta
  • 2 rebanadas de pan de hogaza

Preparación

  1. Dejar templar la burrata a temperatura ambiente. Escurrirla bien.
  2. Cocer los guisantes cuatro minutos en agua hirviendo, parar la cocción con agua helada y escurrir.
  3. Tostar el pan. Untar la base de cada tostada con una cucharada de pesto. Repartir encima de cada una media burrata, la mitad de los guisantes y el resto del pesto. Cortar cada rebanada por la mitad y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a [email protected]