Las natillas definitivas | Recetas El Comidista EL PAÍS

Si pronuncio la palabra “natillas” ocurrirán dos cosas: te vendrá a la cabeza la sintonía del mítico anuncio de televisión -ya sabes, “listas para gustar”-, y al paladar su sabor, dulzón e inconfundible a pesar de las muchas formas de prepararlas. Si las natillas han sobrevivido en el tiempo como uno de los postres más reclamados, tanto en casa como en la cocina profesional, no es mérito de ninguna marca…